viernes, 4 de septiembre de 2015

MIERDA


Un ejército de penes acampa a la orilla del rio esperando cruzar. Algunos, fláccidos, parecen derrotados de antemano. Pero al contacto con la brisa, se desperezan y, otra vez, lucen erectos y listos. Son centenares de pijas anhelantes. Nabos, rabos, pollas, cipotes, trancas, vergas, pitos, porongas. Vienen de todos lados, se juntan. Esperan.

Del otro lado del rio una nube de moscas histéricas cubre una horda de mierda. Enormes soretes, algunos semiderretidos por el sol, aguardan el cruce de las chotas para trenzarse en combate. Algunos sorongos yacen envueltos sobre si mismos, como aislados del resto. Pero cualquier excremento sabe que a la hora de la llamada se juntarán todos como si fuesen uno, y se abalanzarán sobre el enemigo en forma de deposición explosiva, convirtiéndolo todo en materia fecal y reduciéndolo a caca.


Todo lo anterior son solo palabras. Algunos se pueden escandalizar un poco más o un poco menos, pero hasta los más sensibles olvidarán todo este aparente desvarío en unas horas.

Hacen falta fotos, parece. Porque no alcanza con las palabras. No importa cuantas veces se lean titulares que digan miles, desesperación, violaciones, guerra, hambre, familias, padres... niños. No, no sirven las palabras, hace falta la foto. Bueno, ahí está la foto, entonces. Ahí está el niño que ha sufrido una de las muertes más dolorosas que existen. Ahí está la imagen que hace falta para que no sigamos diciendo esa palabra idiota que no significa nada. Ahí está, tirado en una playa del mediterráneo, como un cacho de algo, uno de miles. No hace falta que escribamos ni pronunciemos nunca más esa palabra que nos queda tan, tan grande.


No digamos más, humanidad.

2 comentarios:

  1. También la (palabra que no se puede pronunciar más) es eso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Villa, pensaba en la palabra como definición de un grupo, de una especie que avanza a través de la historia. Seguramente hay grupos que avanzan, pero la mayoría sigue presa de necesidades básicas, muy básicas. Abrazo.

    ResponderEliminar

Aquí me puedes dejar tu saludo, un comentario o una crítica feroz: